Esfuerzo correcto en el Noble Camino Óctuple

El noble camino que conduce a la cesación del sufrimiento, a la Liberación plena, se recorre por medio de la visión (o comprensión) correcta, el pensamiento (o determinación) correcto, la palabra correcta, la acción correcta, el medio de vida correcto, el esfuerzo correcto , la atención correcta, y la concentración (o contemplación) correcta. Este camino se representa con una rueda para señalar que no es una sucesión lineal de propósitos sucesivos, sino que estos ocho aspectos del Camino se van perfeccionando simultánea y gradualmente.

Rueda del DharmaEl noble namino óctuple propone unas pautas de conducta que evitan el surgimiento de estados no saludables y generan estados saludables. Esto incluye la restricción de los sentidos, es decir, liberarnos de la respuesta involuntaria a las percepciones sensoriales, liberarnos del imperio del apego y la aversión, y simplemente percibir los objetos a medida que aparecen en las respectivas conciencias. El esfuerzo correcto y la conciencia plena calman el complejo mente-cuerpo, liberándonos de estados y tendencias no saludables, y alentando el desarrollo de estados saludables y respuestas apropiadas, no automáticas. Siguiendo estos pasos y prácticas acumulativas, la mente se dispone de un modo natural para la práctica de Dhyāna que refuerza el desarrollo de estados saludables, lo que lleva a la ecuanimidad y a la conciencia plena.

El Esfuerzo Correcto

© Educación Esencial 2015 – 2024

El “esfuerzo correcto” (en sánscrito: Vyāyāma) es esencialmente un esfuerzo mental, pues forma parte del Samādhi, y consiste en un ‘esfuerzo’ continuo, una práctica consciente que se esfuerza por mantener la mente libre de aquellos pensamientos que podrían perjudicar nuestra habilidad para aplicar los demás elementos del Noble Camino, procurando desarraigar los pensamientos dañinos y reemplazarlos por pensamientos virtuosos. Por ejemplo, desearle el mal a otro ser vivo contradice el precepto –del ámbito del pensamiento correcto– de desear lo mejor para los demás (que todos los seres alcancen el Nirvana).

Esfuerzo

El esfuerzo correcto (también llamado diligencia o energía correcta) , consiste en implicarse en esfuerzos ‘sanos’ en términos kármicos, aquellos esfuerzos cuyas consecuencias sean favorables al bien común.​

Las cuatro etapas del “esfuerzo correcto” consisten en generar el deseo, esforzarse, persistir, defender y ejercer la intención de:

  1. prevenir lo insano que no ha surgido todavía: evitar que surja el mal antes incluso de que estas cualidades insanas surjan.
  2. destruir lo insano que ya ha venido: cuando las cualidades insanas ya han surgido, esforzarse por abandonar el mal.
  3. producir lo sano que no ha surgido todavía: procurar que surja el bien antes incluso de que surjan las cualidades sanas.
  4. cultivar lo sano que ya ha venido: cuando las cualidades sanas ya han surgido, esforzarse por mantener sin-confusión, incrementar y desarrollar el bien hasta su culminación.

Que esta actividad pueda ser beneficiosa y contribuir a que todos vivamos en Armonía.

Scroll al inicio
error: Aviso: la selección de contenidos está desactivada