Contemplación Correcta en el Noble Camino Óctuple

El noble camino que conduce a la cesación del sufrimiento, a la Liberación plena, se recorre por medio de la visión (o comprensión) correcta, el pensamiento (o determinación) correcto, la palabra correcta, la acción correcta, el medio de vida correcto, el esfuerzo correcto , la atención correcta, y la concentración (o contemplación) correcta. Este camino se representa con una rueda para señalar que no es una sucesión lineal de propósitos sucesivos, sino que estos ocho aspectos del Camino se van perfeccionando simultánea y gradualmente.

Rueda del DharmaEl noble camino óctuple propone unas pautas de conducta que evitan el surgimiento de estados no saludables y generan estados saludables. Esto incluye la restricción de los sentidos, es decir, liberarnos de la respuesta involuntaria a las percepciones sensoriales, liberarnos del imperio del apego y la aversión, y simplemente percibir los objetos a medida que aparecen en las respectivas conciencias. El esfuerzo correcto y la conciencia plena calman el complejo mente-cuerpo, liberándonos de estados y tendencias no saludables, y alentando el desarrollo de estados saludables y respuestas apropiadas, no automáticas. Siguiendo estos pasos y prácticas acumulativas, la mente se dispone de un modo natural para la práctica de Dhyāna que refuerza el desarrollo de estados saludables, lo que lleva a la ecuanimidad y a la conciencia plena.

La Concentración Correcta
Dhyāna, Samadhi correcto (unificación de la mente)

© Educación Esencial 2015 – 2024

Samadhi (samyak-samādhi / sammā-samādhi) es una práctica u objetivo común en las religiones indias. El término samadhi deriva de la raíz sam-a-dha, que significa “recoger” o “reunir” y, por lo tanto, a menudo se traduce como “concentración” o “unificación de la mente”. En los primeros textos budistas, samadhi también se asocia con el término samatha (permanecer en calma).
Nótese que ni las Cuatro Nobles Verdades ni el Noble Camino Óctuple proporcionan detalles acerca del samadhi correcto aunque varios Suttas, como el Saccavibhanga Sutta, lo equiparan con Dhyāna:

contemplación

Dhyāna:
¿Qué es la concentración correcta?

  • Primer Dhyāna (pathamajjhana):

    Bastante desapegado de los deseos sensoriales, desapegado de los estados nocivos, una persona entra y permanece en la primera absorción (Dhyāna): éxtasis (piti) y felicidad (sukha) nacen del desapego, acompañados por el pensar discursivo y verbal (vitakka y vicara).
    Todavía hay pensamiento aplicado y sostenido, junto con alegría y placer nacidos del desapego;

  • Segundo Dhyāna (dutiyajjhana):

    Tranquilizando y relajando la mente, habiendo disminuido el pensamiento aplicado y sostenido, con la obtención de la quietud interior y la unidad mental, una persona entra en la segunda absorción (Dhyāna): éxtasis (piti) y felicidad (sukha) nacen de la concentración en la propia consciencia (ekaggata), libre del pensar discursivo y verbal (vitakka y vichara).
    Ya no hay pensamiento aplicado y sostenido, pero sí hay alegría y placer nacidos de la concentración;

  • Tercer Dhyāna (tatiyajjhana):

    Habiéndose desvanecido el éxtasis, una persona se mantiene ecuánime, atenta, consciente, contemplando, y experimenta en su cuerpo el placer del que los Nobles dicen: “ecuánime, atento y contemplativo habitando en el placer”. Así entra y permanece en la tercera absorción (Dhyāna);

  • Cuarto Dhyāna (catutthajjhana):

    Con el abandono del placer y el dolor, habiendo desaparecido el éxtasis y la tristeza, entra y se mantiene en la cuarta absorción (Dhyāna): más allá del placer y el dolor, en la plenitud de la ecuanimidad (upeksa) y la contemplación.

Esto es lo que se llama la concentración correcta.
(algunos estudiosos contemporáneos señalan que ciertos detalles, la forma y otros factores de la descripción de los dhyānas,
son probablemente obra de escolásticos posteriores.)

Concentración:

En la tradición Theravada, samadhi se interpreta como la concentración en un objeto de meditación. Buddhagosa define samadhi como “el centrado de la conciencia y sus concomitantes de manera uniforme y correcta en un solo objeto… el estado en virtud del cual la conciencia y sus concomitantes permanecen de manera uniforme y correcta en un solo objeto, sin distracciones ni dispersión”.
Según Henepola Gunaratana, en los suttas samadhi se define como concentración mental en un solo punto (Cittass’ekaggatā). Según Bhikkhu Bodhi, el factor de concentración correcto es alcanzar una concentración mental y unificar todos los factores mentales, pero no es lo mismo que “un gourmet sentado a comer, o un soldado en el campo de batalla” que también experimenta una concentración puntual. La diferencia es que estos últimos tienen un objeto enfocado en un solo punto con una conciencia completa dirigida a ese objeto: la comida o el objetivo, respectivamente. Por el contrario, el factor meditativo de concentración correcta en el budismo es un estado de conciencia sin ningún objeto o sujeto y, en última instancia, hacia la nada y el vacío, como se articula en el discurso apofático.

Desarrollo hacia la ecuanimidad:

Aunque a menudo la limitación de la atención de la mente en un objeto se traduce como “concentración”, en el cuarto dhyana “la ecuanimidad y la atención permanecen”, y la práctica de la concentración‑meditación bien podría haber sido incorporada desde tradiciones no‑budistas.
El samadhi consta de las cuatro etapas del despertar, pero es el primer dhyana el que proporciona un estado de fuerte concentración, del cual surgen las otras etapas.”
El esquema dhyāna describe que la atención plena también aparece en el tercer y cuarto dhyāna, después de la concentración inicial de la mente. Mientras que el segundo dhyāna denota un estado de absorción, en el tercero y cuarto dhyāna uno sale de esta absorción, siendo consciente de los objetos mientras es indiferente a ellos.
La tradición posterior ha clasificado los dhyānas como “la quintaesencia del tipo de meditación concentrada y serena”, ignorando el otro elemento –de hecho el más elevado: la visión.

La Liberación:

Seguir el Noble Óctuple Sendero conduce a la liberación en forma de nirvana:
¿Y cuál es ese antiguo sendero, ese antiguo camino, recorrido por los Seres Correctamente Despiertos de tiempos pasados? Sólo este noble camino óctuple: visión correcta, aspiración correcta, habla correcta, acción correcta, modo de vida correcto, esfuerzo correcto, atención plena correcta, concentración correcta. Ése es el antiguo camino, el antiguo camino, recorrido por los que estaban correctamente despiertos en tiempos pasados. Seguí ese camino. Después de esto, llegué al conocimiento directo del envejecimiento y la muerte, al conocimiento directo del origen del envejecimiento y la muerte, al conocimiento directo del cese del envejecimiento y la muerte, al conocimiento directo del camino que conduce al cese del envejecimiento y la muerte. Seguí ese camino. Después de esto, llegué al conocimiento directo del nacimiento… tornándome… apego… anhelo… sentimiento… contacto… los seis medios sensoriales… nombre y forma… conciencia, conocimiento directo del origen de la conciencia, conocimiento directo del cese de la conciencia, conocimiento directo del camino que conduce al cese de la conciencia. Seguí ese camino.” — El Buda, Nagara Sutta, Samyutta Nikaya ii.124, traducido por Thanissaro Bhikkhu.

Que esta actividad pueda ser beneficiosa y contribuir a que todos vivamos en Armonía.

Scroll al inicio
error: Aviso: la selección de contenidos está desactivada